lunes, 1 de diciembre de 2008

Que al lugar donde has sido feliz...

Es muy común el sentirse identificado con un lugar. Países, ciudades, rincones... A mi antes me pasaba. Me sentía propia de mi habitación, de cierta tetería o del bar en el que tanto me reía. Eran como las tres facetas que se unen y forman el tú. Facetas que quedaron atrás. Y opté por otra habitación, otra tetería y otros tantos bares más. Y calles y parques para terminar de perfilar. Otra yo, igual pero en otro lugar.

Me dijeron que había cambiado. Eso es el lugar. Pero más tarde que pronto lo volví a adelantar. En los mismos rincones no me sigo sintiendo igual. No pertenezco a ninguno de ellos, pues en realidad, lo que me proporcionaba calma o hiperactividad no era el lugar en sí, si no la gente con la que estaba allí.

No pertenezco a esa habitación con el calendario marcando un permanente septiembre de 2007. Como mucho, a quien comparte esa casa conmigo. Ni a la tetería de paredes naranjas y música agradable. Quizás, a quien te atiende con una sonrisa y a la persona que hasta allí te acompañe. Ni mucho menos al bar donde ya puestos ni me dejan pasar. En todo caso, a quien allí berreaba conmigo y podría seguir haciéndolo en cualquier otro lugar...

Esta habitación que el año pasado era nueva es tan mía como de quien aquí ha pasado su tiempo conmigo. Y no es la misma desde que alguna de esas personas se ha ido tan lejos que ni recuerda como llamar a la puerta. Los bares cambian noche tras noche, dependiendo de a quien acompañes. Las calles no son iguales si vas sóla o con alguien. No se puede pertenecer a un lugar que no pertenece a nadie. O, en otras palabras:

La patria es un invento. Tu país son tus amigos, y eso sí se extraña...

3 comentarios:

  1. Voooooooooos, no digas esas cosas que me pongo moñisss xD. Tú eres toda mia, PS!! Y yo toda tuya, of course, grrr! xD.
    Y La Vereda, y las tardes en la tetería y las noches de farra, que aunque sean farra, son para recordarlas, porque más buen rollo que las farras con vos he tenido en pocos lugares :_ ). Llegar a casa a las 8 y en vez de dormir, conectarnos xD. Bailar Celtas Cortos y/o cualquier otra canción hasta que nos echen... Los solitarios, los cotilleos... Nada de eso va a dejar de pertenecerte, por muy a la Conchinchina que emigres :P


    MUUUUUUUUUUUUUUUUUA!!! :DDDD

    ResponderEliminar
  2. Claruxa sin log porque pc no le deja21 de diciembre de 2008, 23:40

    Revive esto, mala pécora!

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo... lo que recordamos es un conjunto de todo, ahora, que lo asociemos a un lugar determinado es otra cosa... aún así creo que la magia sigue gastando tinta de pigmentos nostálgicos para escribir el libro de nuestra memoria (:
    Hay muchísimas hojas en blanco, que no te de duelo!

    Un besuci con olor a mandarina (:

    PD: Mery! He maqueao el blog un poquejo, así si que da gustico, pásate precious!

    ResponderEliminar